La Búsqueda del Tesoro II

La Búsqueda del Tesoro

Prueba y Error

En el artículo anterior propusimos una estructura de testeo con el objetivo de preparar su participación en torneos, la cual sería profundizada en el presente a partir de casos reales donde fue utilizada.

Compartiré con ustedes, entonces, la preparación que realizamos para el GP Santiago, el RPTQ Dublín (o en mi caso, el PPTQ Last Chance), y el Invitacional del Modern Community Series. Estos ejemplos no son interesantes sólo por el hecho de ser recientes en el tiempo, sino que también por diferencias fundamentales entre ellos, como lo son la cantidad de jugadores, la diversidad y estabilidad del metagame, e incluso el hecho de que las personas involucradas en cada proceso son distintas.

1.- Definición del Objetivo

Para el GP de Santiago testee con bastante gente, pero en particular con Álvaro Benítez, Leo Muñoz y Juan Carlos Torres. Nosotros teníamos como objetivo pasar al segundo día de competición. A su vez, yo tenía como objetivo particular recuperar terreno como jugador de Standard, ya que mi carga laboral me impidió jugar con la regularidad que lo hacía anteriormente, por lo cual mi preparación para el GP sería un impulso inicial para los PPTQ para Nashville.

En cuanto a Modern, soy parte de un grupo de testeo que comparto principalmente con Felipe Viñales, Rodrigo Núñez, Mauricio Espinoza, Felipe Vargas y Eduardo Castro Saa. Normalmente tenemos información actualizada del metagame y bastantes mazos armados para poder testear. Para el RPTQ Dublin en particular, los más involucrados éramos Mauricio, cuya intención era entrar al top 16 del torneo, y yo, que quería entrar al top 8 del Last Chance.

Finalmente, para el Invitacional del Community Series, armamos un grupo con Diego Gutiérrez (de Los Ángeles) y Marco Solar (de Chillán, que no clasificó, pero tiene una disposición de oro para ayudar), jugadores a los que conozco de mis visitas a Suna-Senso (que es la tienda donde me convirtieron de jugador de L5R a Magic). La meta para dicho torneo era que uno de los dos lograra llevar los Tarmogoyf a casa.

2.- Identificar el Metagame a enfrentar

Si bien el análisis del Metagame es mi parte favorita dentro del testeo, no creo dar una opinión sesgada al decir que las diferencias que existen entre cada tipo de torneo permitirán ver lo importante que es esta parte de la preparación.

Por ejemplo, para el Invitacional del Community Series, teníamos información casi perfecta (es decir, sabíamos qué jugadores asistirían -salvo el del Last Chance-, con qué mazos clasificaron al Invitacional, e incluso cuál era su lista base). Un factor a considerar es que, en Modern, no es sencillo cambiar de mazo, no sólo por el costo, sino también por el nivel de conocimiento del mazo que se va a utilizar. Es más, viendo la lista de jugadores clasificados, y dado que participé en varios de los MCS, era fácil notar que los clasificados eran especialistas en los mazos que estaban jugando. Por ello, nuestra predicción de Metagame eran 2 Burn, 2 Jund, 2 Affinity, 1 Ad Nauseam, 1 Monoblue Turnos, 1 Infect, 1 Dredge, 1 Colorless Tron, 1 Zoo, 1 Naya Humans, 2 mazos de base UR (dado que uno de los clasificados entró con UR Twin, y el otro jugador clasificó jugando Blue Moon, pero me había tocado jugar en todos los torneos con él en distintas variantes del mazo). Aquí sólo faltaba el cupo del Last Chance como “factor sorpresa”.

Para el RPTQ Dublin preferimos revisar los resultados de los últimos Grand Prix jugados (el de Dallas en Noviembre más los tres jugados en Agosto), puesto que los jugadores que compiten a dicho nivel apostarían a conseguir los mazos que estén bien posicionados en el metagame, obteniendo así, una ventaja sobre el resto. Al revisar las listas del Top 64 de cada uno de los GP, pudimos evidenciar la diversidad de Modern, encontrando entre 28 y 35 mazos distintos por torneo. Dadas las restricciones de tiempo, preferimos priorizar Infect, Jund, Bant Eldrazi, Burn, RG Tron, Dredge, Affinity y Titanshift, dado que recurrentemente lograron buenas presentaciones en los torneos que usamos como muestra, y tienen presencia en el metagame local (no así Death’s Shadow, que es escasamente utilizado aquí, a pesar de los increíbles resultados que presenta, y Abzan, dado que Jund es mucho más popular en estas latitudes). También vimos en Temur Prowess al posible tapado del torneo, dada su irrupción en el GP de Dallas con 3 jugadores en el Top 64.

En cuanto al GP de Santiago, la predicción del metagame era bastante más complicada en teoría, ya que fue un par de semanas después de la rotación del bloque de Dragons of Tarkir. Si bien la composición del Top 8 del Pro Tour Kaladesh nos haría pensar que Control dominaría la escena de Standard, teníamos datos que apuntaban a que UW Flash y Mardu Vehicles habían sido los grandes triunfadores del torneo, siendo BG Delirium, Temur Aetherworks, BR Madness, BR Zombies, RG Energy y Jeskai Control otros animadores, más que nada por el volumen de jugadores que hicieron 18 o más puntos en Hawaii. Esta tendencia fue confirmada en los GP de Kuala Lumpur y Providence, posicionando a BG Delirium, UW Flash, Mardu y RW Vehicles en una primera línea, y a BR Zombies y BR Madness como otros mazos a observar. Por otro lado, mazos como Jeskai y Grixis Control, RG Energy y UR Spells, si bien fueron representados significativamente en el día 2 de ambos GP, tuvieron escasa presencia en los top 64, y Temur Aetherworks desapareció debido a los malos resultados en el Pro Tour. También monitoreamos los resultados de los torneos de Magic Online, cuya tendencia reafirmaba nuestras expectativas de metagame.

3.- Armar los mazos para testear

Una vez decidido el conjunto de mazos a estudiar, tomamos la decisión de armar alguna de las listas existentes para poder testear. Tal como mencionamos en el artículo pasado, no utilizamos un criterio único para escoger esta lista, y si bien personalmente prefiero identificar la configuración más utilizada de cada mazo, no siempre es la decisión óptima.

Por ejemplo, en el Invitacional, me preocupé de revisar la lista más actualizada que pudiera hallar de los jugadores que ganaron los Community Series, ya fuera en el grupo de Daily Modern, en los reportes de los torneos, o en las listas del PPTQ de la semana anterior, y de copiarlas a Cockatrice (lo que nos permitiría testear sin viajes de 6 horas de por medio).

En el caso del testeo para el RPTQ, la idea fue actualizar las listas de mazos que utilizamos para testear al WMCQ con los resultados de Dallas. En ciertos casos, preferimos confiar en las listas de jugadores más conocidos, como, por ejemplo, el Dredge de Brian Braun-Duin, ya que podemos encontrar artículos donde profundizan en sus decisiones para afinar la lista y los planes de sideboard contra el metagame que ellos visualizaron. Aquí utilizamos los mazos en papel, ya que preparamos el torneo en juntas de testeo.

Para el GP, hicimos un análisis más detallado de los mazos Tier 1, los cuales fichamos para las juntas de testeo, y, para los mazos que teníamos en observación, tomamos la lista de mejor resultado en el GP más reciente y los guardamos en Cockatrice.

4.- Definir qué jugar

Si bien uno hubiera esperado, después de leer el primer artículo, que en este punto contaría alguna anécdota sobre un cambio trascendental de mazo debido al estudio que hicimos en los puntos anteriores, en verdad, en los ejemplos que estoy presentando no tuvimos ninguna gran epifanía al respecto.

Si bien Affinity tiene una clara tendencia a la baja en el metagame estudiado, llevo 5 años usándolo, he testeado al menos contra 20 mazos distintos, y mi conocimiento de los robots me permite enfrentar con seguridad partidas contra las posibles sorpresas del torneo, lo cual no podría lograr en un par de semanas si hubiera cambiado de mazo. Mauricio jugó Bant Eldrazi en el Regional, que era el mismo mazo con el que ganó el PPTQ, y Diego se presentó con Infect en el Invitacional, afinando la lista que lo llevó a la victoria en el último Community Series de la temporada. Ninguno de nosotros tomó una apuesta arriesgada, dado que Infect, Bant Eldrazi, Death’s Shadow, Dredge o Jund son los mazos que están peleando por el papel protagónico en Modern actualmente.

En Standard, yo me decanté por UW Flash, puesto que era uno de los mazos predominantes en el meta, y si bien tiendo a jugar mazos más explosivos, creía que cartas como Gideon, Ally of Zendikar, Reflector Mage, Selfless Spirit, Archangel Avacyn y Spell Queller eran muy versátiles y poderosas en el formato como para no jugarlas. También pensaba que el hecho de tener 1 bye me exponía a jugar contra Humans o contra Marvel, en cuyo caso tenía buenas opciones de ganar. Juan Carlos prefirió RW Vehicles en cambio, ya que a su juicio era la opción aggro más viable y explosiva disponible. Álvaro venía testeando BR Madness desde hace semanas, con buenos resultados contra los mazos Tier 1, mientras que Leo armó Grixis Control ya que le acomoda jugar ese tipo de estrategia.

5.- Testear mi mazo contra el metagame

Sin dudas esta es la parte donde tenemos mayor potencial de mejora. Nosotros mencionamos que la idea de este proceso era optimizar el uso del tiempo dado lo escaso que es, pero, sobre todo en Modern, lo demandante que son algunos rubros laborales nos restringió mucho el tiempo de testeo.
Por ejemplo, para el Regional nos juntamos a testear dos veces, poniendo énfasis en las partidas contra Dredge, Infect y Burn, y confiando en que la experiencia que tenía Mauricio contra Jund y Tron fueran suficientes. Aquí cometimos el error de no proxear Titanshift, a sabiendas que era un mazo relevante en el metagame.
En el caso del Invitacional, aprovechamos la flexibilidad de usar Cockatrice, lo que nos permitiría testear la partida que quisiéramos. De hecho, Diego testeó mucho contra Burn, ya que es el matchup que encuentra más difícil, y yo pilotee Jund y Dredge para hacer de sparring. Ahora, el problema fue hacer coincidir los tiempos libres, y eso influyó negativamente en nuestra preparación.

En el caso del GP, creo que dedicamos tiempo suficiente para testear, y establecimos adecuadamente los roles de cada uno de los mazos en los matchups que preparamos. Usando nuestras listas de referencia, jugamos 4 partidas de main y 6 post sideboard, distribuyendo equitativamente quién parte, y con la posibilidad de ajustar el sideboard en función de lo que aprendíamos cada partida, obteniendo al final del proceso el plan de juego que debíamos tener en cada partida y la lista de cartas que entraban y salían al sideboardear. Sin embargo, también cometimos errores graves, como no testear el mirror (he escuchado miles de veces lo fome que es jugar el mirror, pero como decía el artículo anterior, testear no tiene que ser entretenido, tiene que ser útil, y es necesario hacerlo, sobre todo si estás jugando un mazo Tier 1), y no haber integrado un piloto de BG Delirium al grupo (sobre todo a sabiendas que era el mejor mazo para jugar esa semana).

6.- Ajustar el mazo y consolidar el plan de sideboard

En Standard, ajustamos nuestros mazos en función del resultado del testeo. Álvaro confirmó su hipótesis de profundizar en el Madness de BR Aggro, agregando cartas como la Bloodhall Priest y las Alms of the Vein, que en conjunto con Key to the City, mejoraba sus matchups contra mazos que buscaban estabilizar la mesa, como BG Delirium. Juan Carlos agrego los Reckless Bushwhacker al sideboard, ya que sentía que Archangel Avacyn y Ishkanah, Grafwidow llegaban siempre el turno antes de que pudiera ganar. En mi caso, creía que UW Flash tenía 3 cupos que podían variar, y preferí quedarme con 2 Rattlechains (a fin de proteger los Spell Queller y jugar mis Selfless Spirit como instantáneo), y un Declaration in Stone, en vez de usar otras cartas como Skywhaler’s Shot, Spell Shrivel, o Thalia, Heretic Cathar. También agregue cartas al sideboard como Always Watching (contra BG Delirium funcionaba como un quinto emblema de Gideon, pero contra Aggro me permitía aplicar presión incluso antes de estabilizar la posición de mesa, lo cual fue un acierto), Key to the City (que fue una solución reactiva a Ishkanah, no tan eficaz como hubiera deseado debido al removal que ocupa ese mazo), para reemplazar los Ceremonial Rejection (no esperaba encontrarme con Marvel, y para mala suerte mía, me encontré justo con Sebastián Quintana, con quien testeamos juntos esa partida). Aquí también cometí el error de no considerar las Gisela y Bruna en el sideboard, sesgado por el hecho de que eran muy frágiles ante BR Madness, Grixis Control y RW Vehicles, utilizando 2 Jace, Unraveler of Secrets y un Summary Dismissal en ese cupo.

Para los torneos de Modern, hicimos modificaciones basadas en el metagame esperado, tal como mencionamos en el punto 2. Affinity es un mazo que tiene una base de cartas bien definida, por lo cual los ajustes que uno hace son puntuales (Etched Champion vs Master of Etherium, Galvanic Blast vs Thoughtcast y Ensoul Artifact, 1 Memnita y 1 Steel Overseer vs Spellskite o alguna respuesta al metagame). Para el PPTQ, esperaba enfrentarme a Affinity, Burn, Jund, Infect, Dredge, Ad Nauseam y Tron. Por ello, preferí jugar 3 Etched Champion y 1 Master of Etherium, 4 Galvanic Blast, 1 Spellskite y 1 Shrapnel Blast, partiendo desde la base de que tengo que ganar el game 1. El sideboard sin embargo, es mucho más genérico. Quise agregar 3 respuestas contra cementerio (si bien el Tormod Crypt es más específico vs Dredge, Relic of Progenitus es una amenaza más duradera ante mazos con Snapcaster o Past in Flames, además de apagar los Tarmogoyf y los Knight of the Reliquary, y la Grafdigger Cage sirve contra Collected Company y Snapcaster a la vez), 3 cartas para el mirror (en este caso 2 Ancient Grudge y 1 Ghirapur Aether Grid), algunas respuestas para mejorar mi partido contra Infect (Cáliz del Vacío, que además ayuda contra Ad Nauseam, Death’s Shadow, Tron, y Bitterblossom, a fin de tener bloqueadores dispuestos contra Inkmoth Nexus), y otras cartas que ya son habituales en este sideboard (2 Whipflare, 2 Spell Pierce, 1 Blood Moon, 1 Ray of Revelation -en caso de Stony Silence o Worship-, el Spellskite para completar los dos).

Para el invitacional, y ya sabiendo que Fernando Vejar había ganado el Last Chance con RG Aggro (pero sin saber aún que habría 1 Zoo y un UU Turns menos y 2 Infect más), cambié el Shrapnel Blast por un Welding Jar (para responder a Lightning Bolt y Kolaghan’s Command). También noté que necesitaba removal en las partidas que jugara Chalice of the Void -otra carta a proteger con Welding Jar-, por lo que agregue dos Dismember al sideboard, sacrificando un Ancient Grudge y un Whipflare, cambiando también el Bitterblossom por una respuesta que me diera el turno extra que necesito contra mazos aggro. Pensé en Fog, en Faith’s Shield, pero me quedé con Darkness pues es un coste de color que el mazo soportara mejor. En atención a los 12 costes negros en el mazo vs 3 azules, cambié la Isla básica por un Pantano.

Diego, en cambio, priorizó defender su condición de victoria agregando 3 Blossoming Defense de main, para respaldar al Apostle’s Blessing y a los 2 Spell Pierce de main, y relegando a Viridian Corrupter y Spellskite al sideboard (de hecho, cortó los Twisted Image dado que no había pronóstico de muchos Spellskite). Como Burn sería una fuerza importante dentro del metagame, incluyó 4 Kitchen Finks en su sideboard.

7.- Hacer una retrospectiva post-torneo

Para el Grand Prix, sólo uno de nosotros hizo día 2, pero logró colarse en el Top 64, recibiendo recompensa en dólares a su esfuerzo (¡Felicitaciones Juan Carlos!). Creo que el error más grande fue no haber testeado lo suficiente contra BG Delirium y los partidos de mirror. Muchas de las decisiones malas que tomamos vienen de ahí, como la falta del pack de ángeles, o usar Rattlechains, que en pocas ocasiones ponía presión en mesa, y era presa fácil para removal como Liliana. En el lado positivo, el metagame fue exactamente como lo esperábamos, y aquellos partidos que habíamos testeado tendían a tener un resultado favorable para nosotros.

Aprovechando la inercia del testeo, y dado que mi objetivo era mantenerme jugando Standard, preparé el PPTQ de la semana siguiente testeando específicamente contra UW Flash y BG Delirium, cambiando los Rattlechains por Revolutionary Rebuff (pensando en Ishkanah), y agregando 2 Gisela, the Broken Blade y 1 Bruna, the Fading Light al sideboard, a cambio de los Jace y la Key to the City, lo que me permitió alcanzar el top 8 en el PPTQ de Gamesol (luego de una racha larga de malos resultados en dicha clase de torneos).

En el Last Chance para el Regional, la preparación a largo plazo que habíamos realizado con el grupo de Modern me permitió terminar en noveno lugar, perdiendo el win and in contra Vejar y su RG Aggro (si bien conocía el mazo y tenía alguna idea sobre qué hacer, no me lo esperaba, ni tampoco a su Become Immense que cerró el game 1). Creo que lo más decepcionante fue que, al haber jugado contra los dos rivales que venían después mío en el standing, no pude empatar para pasar de ronda, y terminé perdiendo. Mauricio, en el Regional, no logró cuajar una buena presentación, precisamente porque partió perdiendo contra Titanshift, lo cual lo alejó del metagame que testeamos y lo lanzó a una zona con matchups más desfavorables.

Finalmente, en el Invitacional no logramos llegar al top 4 del torneo. Para mí, fue decisivo el perder las partidas que me hicieron decidir jugar el mazo (Burn y Jund en rondas seguidas, ya habrán leído el error que cometí contra Villouta en su columna), pero a la vez, sabía que tanto Villouta como Medina ya tenían bien ajustados sus planes contra Affinity desde hace bastante tiempo, dado que nos habíamos encontrado en otros torneos de la Serie y en los WMCQ. En el caso de Diego, tuvo un par de opciones para poder haber pasado al top, pero no pudo cerrar el pase ante aquellos jugadores que terminaron siendo finalistas del torneo. Creo que, en este caso, tomé malas decisiones durante las partidas, no atribuibles a la preparación del torneo, sino que a subestimé algunas amenazas en el momento, como el Path to Exile en Burn o la diversidad de removal que posee Jund.

Así concluye el artículo que hemos preparado para ustedes, a la vez que también concluye 2016. De parte del Staff de Black Faerie queremos desearles un 2017 lleno de alegrías, ¡y esperamos verlos jugando el próximo año!

 

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *